Linkify simplifica tus cobros y lo hace del modo más seguro

Para nosotros tu seguridad está primero, por eso funcionamos con los más altos niveles de seguridad.

Nuestros datos están cifrados con AES 256, algoritmo utilizado por el gobierno de EEUU para proteger información clasificada.

Solo te pedimos la clave de lectura (clave web) para acceder a la cartola de transferencias, validar los pagos y notificarte.

NUNCA te pediremos las claves de operaciones, como digipass, tarjeta de coordenadas o APP móvil.

Tu informaciún personal es confidencial y está protegida por ley. Si eliminas tu cuenta, tus datos también serán eliminados.

Contamos con la certificación SSL que da garantía de un Sitio Seguro.

Nuestras operaciones son realizadas por un robot, sin interacción humana de por medio.

¿Linkify qué datos me solicitan?

Solo te solicita las claves de lectura (claves web) para revisar correctamente tu cartola de transferencias y notificarte sobre tus pagos. Con estas claves NO se puede mover dinero, transferir, hacer compras ni nada que te ponga en riesgo

¿Para qué se necesitan estos datos de acceso?

Nuestro sistema revisa los pagos que te hacen vía transferencia electrónica y los valida en tiempo real, sin tener que acceder a tu banco o pedir comprobantes.

¿Quién tendrá acceso a esta información?

No compartiremos tus datos con ningún otro sitio, empresa o entidad gubernamental. Toda tu información es 100% confidencial y se borra al momento de cerrar tu cuenta.

También te recomendamos protegerte de:

SMISHING: Método de engaño que consiste en el envío de un SMS (mensaje de texto), con un link para obtener información personal y así realizar estafas.

PHISHING: El engaño consiste en enviarte un correo electrónico que te invita a hacer clic en un link, que aparentemente tiene información importante, pero que busca robarte información personal o financiera.

SKIMMING: Robo de la información de la banda magnética de tus Tarjetas Bancarias, para reproducirlas o clonarlas y posteriormente robarte. Esta estafa se realiza cuando haces un pago y el ciber delincuente tiene acceso físico a tu tarjeta. En cajeros automáticos, la estafa se realiza instalando una micro-cámara que te graba al momento de ingresar tu clave, y un dispositivo de clonaje que obtiene datos de tu tarjeta, para luego realizar compras en el comercio.

Linkify te recomienda

NUNCA reveles todas tus claves, ni las de tus bancos..

NUNCA entregues las coordenadas de tu tarjeta o tus números del dispositivo de pago.

ASEGÚRATE que el sitio web de tu banco tenga el candado cerrado y diga SITIO SEGURO. Verifica que siempre la URL comience por HTTPS:// (en vez de HTTP).

NUNCA descargues archivos adjuntos de remitentes desconocidos.

CAMBIA tu clave periódicamente, idealmente cada 3 meses.